CICE - La Escuela Profesional de Nuevas Tecnologías CICE - La Escuela Profesional de Nuevas Tecnologías
contacto Te llamamos Campus Online

Celuloide: Una tradición que llega a su final

celuloide-film

Kodak y Fujifilm, dos de las principales empresas proveedoras de película, anunciaron que dejarán de producir material negativo a finales de año. Una tradición de más de 100 años llega a su final.

¿El final del celuloide?

La película de celuloide fue creada a finales del siglo XIX, manteniéndose hasta el día de hoy como material imprescindible para la realización de películas. Más de 100 años de negocio que desaparece debido a las nuevas tecnologías. Kodak y Fujifilm anunciaron que no van a producir más material virgen debido a los altos costes y la poca demanda que tiene este producto en estos tiempos.

Los otros dos grandes laboratorios que distribuyen celuloide, Technicolor y Deluxe, llevan más de dos años preparándose el final del material. Estas empresas ya no producen, trabajan con subcontratas que proporcionan oferta a la poca demanda que hay, centrando todos sus esfuerzos en la postproducción digital.

El inicio del cambio

En los primeros años del siglo XXI, George Lucas intentó una primera aproximación para acabar con el celuloide tradicional. Rodó la nueva trilogía de “Star Wars” y presiona a exhibidoras y distribuidoras con no entregar copias en material tradicional, puesto que el dinero lo prefiere gastar en publicidad o en el propio rodaje.

Tenemos que tener en cuenta que los gastos en material virgen son muy altos, tanto en rodaje como en exhibición. Una copia en 35 mm cuesta unos 1.200 euros. Una copia digital cuesta 100 euros. “Batman, el Caballero Oscuro: La Leyenda Renace” sale con 643 copias sólo en España y se estrena en más de 4.000 cines en EE.UU.. Sólo hay que usar las matemáticas para darse cuenta del altísimo coste que tienen las copias que vemos en el cine para una superproducción. Respecto al material virgen de grabación, una copia estándar en 35 mm de 100 minutos son 2.740 metros y su precio puede alcanzar los 10 euros metro, dependiendo de tus necesidades. Normalmente se suele rodar entre 7 y 10 veces lo que dura la película una vez montado definitivamente.

Sin embargo, no es hasta el estreno de “Avatar” cuando se produce el principio del fin. James Camerón, apoyado por George Lucas y Peter Jackson, se niega a repartir copias en material tradicional, provocando que todas las salas de exhibición tengan que adaptarse, comprando proyectores digitales. Se calcula que el 90% de las salas de EE.UU. en 2015 serán totalmente digitales. En España el retraso es mayor aunque la expansión es imparable. En Europa, que en el 2012 tenía una implantación del 40%, puede que tarde unos dos o tres años más que en el continente americano.

La confirmación del cine digital

A pesar de la oposición de directores como Christopher Nolan o Sam Raimi, el final del montaje tradicional es inminente. Programas como Avid Media Composer o Apple Final Cut Pro se hacen todavía más imprescindibles para conseguir que las películas lleguen a los cines. Ya el montaje tradicional sufrió hace unas décadas una primera revolución con la llegada de Avid Media Composer. Las películas vírgenes se escaneaban para poder montarlas digitalmente. Las ventajas de un montaje digital no lineal son infinitas. El poder ver el producto al momento, poder cambiar el orden, meter los efectos previamente, … son algunas de las ventajas que no solo ahorran tiempo sino también dinero, que en muchos casos viene a ser lo mismo.

Los que nos dedicamos al cine echaremos de menos la eterna disputa del digital y el método tradicional. Esos interminables debates en la preproducción entre los equipos principales en los rodajes eran necesarios y muy comunes. El romanticismo del director de fotografía que quiere rodar en 35mm o incluso 70mm a pesar del coste. El director que no acababa de ver las ventajas del digital estéticamente. Producción que sudaba sangre cada vez que tenía que hacer el presupuesto viendo que haciéndolo en digital ahorraba miles de euros y tiempo. Cada uno defendía su campo, hasta que al final se conseguía llegar a un acuerdo.

Estamos ante un nuevo impulso en el cine. La crisis ha hecho estragos en la industria cinematográfica. La necesidad de ahorrar costes y de luchar contra la piratería provoca una evolución en El Séptimo Arte que no se había visto desde la creación del televisor. Habrá que estar atentos al desarrollo y la consolidación de la estereoscopía y cómo se hace el traspaso definitivo a las salas en digital, sobre todo en los países menos desarrollados. ¿La cultura al alcance de todos?.

Enlaces | Kodak | Fujifilm | Technicolor | Deluxe

15/10/2013 | , , , , , , , , | Artículos Audiovisual

Colaborador

Colaborador

Escribe tu
Comentario

Si quieres personalizar tu avatar, click aquí.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *
Recuerda que los comentarios deben ser revisados por un administrador.

Mándanos tu consulta

Puedes llamarnos al 91 401 07 02 (Centro Maldonado) o al 91 435 58 43 (Centro Povedilla).

Si lo prefieres, déjanos tus datos y nosotros te llamamos.

*Selecciona una titulación

Te llamamos sin compromiso

Puedes llamarnos al 91 401 07 02 (Centro Maldonado) o al 91 435 58 43 (Centro Povedilla).

Si lo prefieres, déjanos tus datos y nosotros te llamamos.

Celuloide: Una tradición que llega a su final
Solicita información sobre
Envíanos tu opinión sobre CICE
Nosotros te asesoramos

¿No te decides?

Nosotros te ayudamos. Utiliza nuestro buscador avanzado para encontrar el curso que quieres.